MAS SOBRE ENGODOS

MAS SOBRE ENGODOS

Articulo 32


Amigos pescadores:

En los artículos anteriormente publicados “Art. 12 Los peces y su olfato” o bien en el “Art. 13 Cebado o grumeo” explicamos con claridad tanto la parte sensorial de los peces para la localización de la comida, como también las distintas sustancias que utiliza el hombre para la captura de ellos.

Pero en este articulo lo que vamos a tratar es de que hay otras formas y costumbres, como las distintas épocas del año en la cuales los peces bien por medio de su actividad, como por las condiciones en la que se encuentra el agua, hacen que los peces tengan una mayor o menor necesidad de alimentarse.

Es de todos conocido que durante el invierno los peces se encuentran con bastante menos actividad y que su pesca no son lo mismo de abundantes como lo son durante la estaciones de la primavera o verano. También sabemos que en un mismo lugar de pesca, la cantidad que pescamos en ese sitio, varia de la estación del año en que lo pesquemos; y los motivos no son otros que por las modificaciones que sufren los peces durante las distintas estaciones del año. Así como también los factores que afectan al agua como son las condiciones de: La temperatura, transparencia, velocidad del agua, así como la luminosidad del día.

En el articulo 13 ampliamos mucho mas todos estos detalles, es por lo que os aconsejo de que lo leáis primeramente.

Como experiencia personal os diré que durante este invierno se me ha confirmado la sospecha que venia observando anteriormente, es una cosa que la mayoría de los pescadores la intuimos y que sabemos pero que habitualmente no la llevamos a la práctica.

Con estas líneas voy a tratar de haceros una serie de preguntas para llevaros a que vosotros mismos lo podáis deducir.

¿Qué es lo que hacéis con el engodo que os sobra después de la pesca?

Lo habitual es dependiendo de la cantidad sobrante:

Si la cantidad es poca lo habitual es lanzarlo al agua, pero si es mayor esa cantidad es meterlo en un bolsa y congelarlo para la próxima ocasión que vayamos a pescar y como tercera posibilidad es darlo a otro pescador para que lo aproveche y como por ultima posibilidad ir procurando acabarlo para que venga justo con el tiempo de pesca que tenemos pensado estar pescando.

Bien, ya hemos respondido a la primera pregunta y hemos visto las distintas situaciones que hacemos.

Segunda pregunta.

¿A nadie no se le ha olvidado el engodo o los otros cebos, de ponerlos a buen recaudo?

Que es lo que ha pasado en esta situación, donde han ido a parar, lo habitual es que se florezcan y se llenen de moho y que lo tiremos a la basura.

Tercera pregunta.

A cuantos de los pescadores que estáis leyendo este articulo, se le ha ocurrido que en vez de tirarlos a la basura, añadirlos de nuevo al engodo que voy a utilizar en la próxima pesca.

De aquí viene mi sorpresa cuando comprobé de que un engodo anterior se me había puesto florecido y con manchas de moho y que en vez de tirarlo lo que hice fue añadirlo al nuevo engodo que iba a utilizar ese día para la pesca para observar que era lo que ocurría y el resultado fue que al salir a pescar con el otro compañero, lo que ocurrió fue algo que me sorprendió, al principio el compañero empezó recibiendo algunas picadas con su correspondientes capturas, pero fue a razón de comprobar como tenia medida la profundidad de la línea y rectificarla, junto con un cebado mas rítmico empecé a recibir picadas con sus correspondientes capturas, otras se soltaron y tuve varias roturas de la línea, cuando comprobé la verdadera efectividad que estaba haciendo el engodo a pesar de que era un día de invierno y que el agua estaba bastante fría aunque eso si estaba clara.

Cuando poco a poco recibía bastantes mas picadas que mi compañero y que las piezas que capturaba eran en su mayoría de mayor tamaño que las que sacaba el amigo.

Ahora lo que me queda es repetir esas mismas condiciones y probarlo en otros escenarios de pesca y ver la eficacia.

Para terminar como conclusión, lo que para nosotros los hombres son desperdicios para otros animales, aunque sean los peces no lo son; incluso que les llama mas la atención y por consiguiente de esta forma accidental saque esa experiencia que comparto con vosotros los pescadores para que aquellos que lo deseen puedan hacer el mismo experimento.

Aunque se de que este tema de los engodos y experimentos que realizan los pescadores es normalmente tratado como poco o casi nada comentado con otro pescador. Dándole el mayor secreto a este tipo de experiencias.

Con estas líneas hemos terminado el capitulo dedicado a “Mas sobre engodos”, lo que si os digo es que desde aquí estamos abiertos a todas las opiniones que podéis tener y me queráis realizar escribiendo un correo electrónico a candido411@hotmail.com.

Por ultimo os diré que en la parte izquierda del blog, dentro del apartado Links, existe un enlace al Álbum de fotos, el cual esta a disposición de todos aquellos pescadores que deseen colocar en el sus fotografías, para ello hay escrito un articulo con las condiciones que deben de reunir dichas fotografías.

Con esto llegamos al final del artículo, con lo cual desde estas líneas solo me queda que os haya sido de utilidad y desearos.


BUENA PESCA¡

1 comentario:

Ramon dijo...

me encantan tus teorias, estoy empezando con el corcho y es mucho mas entretenido que el surfcasting, si eso te paso mi correo electronico para que me expliques un par de cosillas si quieres jajaja