EL CARRETE DE PESCA


EL CARRETE DE PESCA
Articulo 17

Amigos pescadores:
En este artículo vamos a seguir viendo los distintos componentes necesarios para realizar la acción de pesca, hemos escrito en los artículos anteriores sobre: El anzuelo, Los plomos, Los flotadores, El sedal, El cebado, Las cañas, etc.
Ahora nos toca hablar del carrete de pesca.
Desde que el hombre utilizo herramientas para pescar y sobre todo la caña para llegar a los lugares que normalmente no llegaba, se dio cuenta que necesitaba un elemento para albergar el sedal que utilizaba, por muchos motivos que todos sabemos. Dando lugar a que cada pescador utilizase una forma según sus necesidades y la modalidad de pesca utilizada.













No se sabe con exactitud cuanto tiempo hace que se usan estos instrumentos para pescar, como tampoco sus formas, por lo que suponemos que dependen del lugar y de la invención de cada pescador, pero ya en el siglo XVII podemos leer en las obras de Thomas Bakers y de Isaac Walton que algunos pescadores utilizaban un rudimentario carrete sobre la caña, porque los carretes de mano se utilizaban bastante antes. Lo que sabemos es que el primer carrete de pesca a mosca considerado como totalmente moderno, trata de la ultima década del siglo XIX, el carrete en cuestión es el modelo Perfect de la casa Hardy.
Dentro de ello podemos destacar el famoso carrete utilizado en la zona del levante español conocido como el Carrete de Valencia, realizado en madera, muy parecido a la forma que vemos a continuación; con: El cuerpo, Eje central, Manivela de recogida, si entrar en detalle de la forma de sujeción a la caña. Su colocación es encima de la caña.
Lo que si os puedo decir es que en el año 1946 un joven mecánico industrial, muy aficionado a la pesca, llamado Isidro Llorens Segarra fabrico un carrete de las cuales hizo diez unidades llamado modelo 46, el motivo todos los suponemos (año de su fabricación), dando lugar a que posteriormente se convirtiese en el carrete de pesca deportiva mas popular de su época.
Los motivos fueron principalmente su calidad y su economía, en comparación con otras marcas.
Las características de aquel carrete eran sin duda, lo que los pescadores buscaban, como son: Peso 435 gr. Cuerpo y bobina de metal, Ratio Tres vueltas y cuarto del pick por vuelta de manivela, Maquinaria de bronce y del mejor acero tratado contra la corrosión, Capacidad de la bobina de 150 m para el sedal de diámetro de 0,50 ó bien de 200 m para el sedal del 0,40, El freno de extraordinaria calidad llegando hasta los 10 Kg. de potencia.
Esto convierte al carrete de la marca Segarra en uno de los más extendidos y fue un carrete sacado por un pescador para los pescadores, y con todas las características explicadas junto con su calidad y economía le vino su extraordinaria fama.
En la pesca de peces rápidos y potentes el carrete se hace mucho mas importante y cuanto mayor sea el pez que pesquemos, mayor será la necesidad de tener un buen carrete que cumpla con las necesidades de dar mayor cantidad de línea con rapidez, suavidad, y que la tensión sea estable y regulada, entrando fundamentalmente en que su sistema de freno sea muy bueno.
El pescador hoy en día se ha hecho muy exigente con los materiales y equipo. Hoy en día el carrete es uno de los elementos muy utilizado en la pesca, existiendo en el mercado una amplísima gama de ellos para abarcar todo tipo de pesca y situación. Para su estudio podemos realizar principalmente tres grandes bloques que corresponden a:
  1. Carretes para la pesca a Mosca.
  2. Carretes de Bobina giratoria.
  3. Carretes de Bobina fija.

Los carretes para la pesca a Mosca.- No se saben cuando se empezaron a utilizar, pero si hay escritos que datan incluso desde el siglo XVII, y por entonces, no son otra cosa que el lugar de almacenamiento de la línea, aunque algunos pescadores no lo creen que sean imprescindibles, llegando incluso a colocar la línea en un cesto que se colocaban en la cintura, pero esto es posible cuando los peces no son demasiados grandes ni poderosos, ya que no necesitaban una gran cantidad de ella, pero cuando pescas una pieza realmente importante es cuando nos damos cuenta de la importancia del carrete, ya no solo por la cantidad de línea que se necesita, sino también por la resistencia que le puedes ofrecer al pez en su lucha.

Digamos que cuanto mas necesario sea dar al pez línea con rapidez, suavidad y una tensión perfectamente estable y regulada, más importante es el diseño y el buen funcionamiento del carrete y en especial su sistema de frenado. En estos carretes hay principalmente que destacar dos tipos de frenado, que hablaremos de ellos en el próximo capitulo que le dediquemos, a los carretes.
Carretes de Bobina giratoria.- En este grupo es el formado por los carretes menos usados por los pescadores, dentro de nuestras fronteras. Podríamos decir que son los que aparecieron en los años posteriores a los destinados a la pesca a mosca, son llamados carretes multiplicadores, se van imponiendo poco a poco en nuestras costas, este tipo de carrete es mucho mas rápido en el desvanado del hilo a la hora de ser lanzados nuestros plomos y su resistencia es mucho menor, con lo que se gana en distancia y sobre todo en distintos tipos de lanzamientos, en el que por citar alguno, en el que destaca es el llamado lanzamiento pendular.







A estos carretes les acompañan una leyenda negra, de su dificultad a la hora de su utilización y por la fama que se le ha dado por la formación de números enredos del hilo en el tambor llamados pelucas o nidos de pájaro, pero su correcto uso nos podría deparar unos excelentes lanzamientos. Para los pescadores reacios a su utilización les diré que las pelucas se forman principalmente porque el pescador no frena el tambor con el dedo cuando los plomos tocan el agua, o porque no están bien regulados los frenos que poseen, produciendo en el pescador un temor injustificado para su uso.
Fuera de nuestras fronteras este carrete es mucho mas utilizado y sobre todo por los pescadores de alto y medio nivel sobre todo por: el desarrollo que han sufrido, por los excelentes lanzamientos que se consiguen, por la poca o casi nula fricción que presentan a la hora del lanzamiento, por su asombrosa potencia de atracción al actuar de manera literal sobre nuestros sedales, el manteniendo de un contacto muy directo con la presa, hay que tener en cuenta que poseen varios tipos de frenos que actúan sobre la bobina.
Otro de los factores que ha hecho que no sea tan extendido ha sido, los precios que alcanzan este tipo de carretes en el mercado, pero ahora existen en el mercado carretes a precios más razonables junto con la robustez y fiabilidad, están haciendo que día a día sean más aceptados.
Carrete de Bobina Fija.- Es el grupo mas numeroso, y su principal característica es que su eje permanece fijo en la perpendicular del cuerpo del carrete. Es muy usado debido a su facilidad de manejo, resistencia, su gran variedad de adaptación a todo tipo de pesca, precio, fácil mantenimiento, repuesto, rapidez para cambiar la bobina y por tanto del tipo y grosor del hilo a la hora de la acción de pesca, etc.,

Dentro de este gran grupo podemos decir que existen unos carretes llamados de bobina cerrada, y no son habitualmente utilizados por los pescadores, lo que os voy a decir es por oídas, con lo cual no se cuanto de verdad existe en el comentario sobre estos carretes, y es que la duración del sedal es bastante menor que en los otros, debido a que en su interior se alcanza mas temperaturas y menos ventilación del aire y como consecuencia es un mayor deterioro del sedal.



Cuando entramos en la mayoría de las tiendas de pesca no es muy habitual verlos en las vitrinas.
También podríamos hacer una clasificación de los carretes según el mecanismo utilizado para hacer girar a la bobina que en este caso serian:
  • Carretes manuales.- Son los que se monta una bobina sobre un eje, a la bobina se le hace girar por medio de una manivela en la que actúa el pescador directamente.
  • Carretes automáticos.- Los hay que actúa el mecanismo con un resorte que se carga cuando sacamos la línea y se recoge la línea cuando lo liberamos otros poseen un motor eléctrico para la recogida de la línea.
  • Carretes automáticos.- Intentan combinar las ventajas de los dos anteriores, en estos la recogida de la línea se realiza apretando una palanca que actúa sobre un engranaje, son bastante rápidos recogiendo la línea.
  • Carretes multiplicadores.- Son aquellos que la manivela no se une a la bobina, sino que lo hace a un engranaje lo que permite que cada vuelta de manivela se conviertan en varias vueltas de la bobina, con la consiguiente ventaja de la rapidez en la recogida de la línea.
  • Carretes sin retroceso.- La unión de la manivela con la bobina se realiza por medio de un sistema de embrague o freno regulable que actúa al menos en uno de los sentidos de giro, de modo que cuando la bobina gira dejando salir la lineal, la manivela permanece quieta.
La preferencia de uno u otro carrete van a depender directamente de las circunstancias que hemos expresado anteriormente, y es de suma importancia que el equipo este bien equilibrado.
Por ultimo os diré que es un gran error el utilizar el carrete como contrapeso de la caña.
Y desde estas líneas solo me queda que os haya sido de utilidad y desearos.

BUENA PESCA¡

1 comentario:

Manuel dijo...

Joer Cándido, te lo has currao.
Lei el comentario que dejaste en mi blog (tambien de pesca) http://www.espacioblog.com/padios
pero veo que en cuanto a teoría me superas con creces. Saludos.